Publicidad
  • ...

Los especiales


Socializando Datos

Images


21 de Mayo del 2019

Ser Estudiante Balvanero Balderrama García balvanero@gmail.com Ser estudiante no es una cuestión etarea. Sin embargo, tal y como está organizada nuestra sociedad, así como por cuestiones sociales y de promoción económica, se le atribuye tal categoría a las personas que cursan secundaria, el nivel medio superior y el superior, festejándoles su día el 23 de mayo. Lo anterior no implica que quienes cursan el kínder y la primaria no sean estudiantes, solo que se ha convenido festejarlos el llamado “Día del Niño”. Es significativamente variable el porcentaje de asistencia escolar, de acuerdo a la edad que se tenga. La Encuesta Nacional de la Dinámica Demográfica (ENADID) 2018, presenta los siguientes porcentajes por grupos de edad: de 3 a 5 años asiste el 69.2%; de 6 a 14 años asiste el 93.6%; de 15 a 24 años asiste el 45%; de 25 a 29 años asiste el 7.5 %; y de 30 años y más, asiste el 1.7 por ciento. Conforme se avanza y se acumula experiencia –y años-, las aulas van siendo un recuerdo añorado o una esperanza que no cristalizó. Sin embargo, debido a las características de la población, siempre dinámica, se demandó la opción de combinar el trabajo con los estudios formales. Así, nacieron escuelas nocturnas, en línea y de modalidad mixta. Cada vez más, son opciones accesibles, principalmente desde el sector privado, el acudir a un centro educativo a concluir una licenciatura o posgrado. Muchos estudiantes de los programas regulares, escolarizados se les dice, cursan los programas con muchos sacrificios; algunos combinan la escuela con algún trabajo, otros con actividades desde la informalidad; una cantidad importante abandona por cuestiones económicas. Por ello, son necesarias las becas alimentarias, de transporte, de inscripción, etcétera. Y son necesarias tanto en lo público como en muchas de las instituciones privadas. En los centros educativos, de la modalidad que sea, hay muchas historias de sacrificio y superación. Quiero hacer referencia brevemente al caso de Víctor Manuel Gutiérrez Santillán que concluyó recientemente la licenciatura en Trabajo Social en Vasco de Quiroga. Ingresó con una enfermedad discapacitante –motriz y visual-; inició su formación acudiendo con muletas, hasta llegar a usar silla de ruedas. Conoce y domina, además, varias técnicas de pintura y tiene muchas obras, las cuales ha expuesto en diversos escenarios. No pudo acudir a su acto académico, obtuvo el tercer lugar en aprovechamiento escolar en su generación, debido a que está internado en el Seguro Social; un abrazo y reconocimiento por la manera en que dignifica el denominarse estudiante. Si ser estudiante, en un sentido más amplio, es buscar el conocimiento, entonces, deberíamos serlo toda nuestra vida.



Publicidad

Navegación

Redes Sociales