Publicidad

Los especiales


Estudiar

Images


06 de Agosto del 2019

Socializando Datos Balvanero Balderrama García balvanero@gmail.com Están aquí el fin de las vacaciones de verano para estudiantes, docentes y personal administrativo, de diferentes planteles y niveles. De hecho, docentes y personal administrativo preparan el inminente ciclo escolar para las y los estudiantes que aún están en sus días de asueto. Quienes no tienen la paz asegurada, son quienes están esperando los resultados para el ingreso a la Universidad de Colima, Tecnológico de Colima, ISENCO, y las instituciones que estarán dando a conocer la lista de aceptados en estos días. Aspirantes, padres, madres y tutores, en diversos grados, comparten la inquietud de saber si quedarán o no, y, en consecuencia, cuáles serán los pasos a seguir. Es un hecho que la demanda supera la oferta; sobre todo en la Universidad de Colima, máxima casa de estudios en el estado; a pesar de los esfuerzos realizados por abrir nuevos espacios. En una entidad con una población de 12 y más años de 615 mil 516 (ENIGH, 2018), los números que reportó el año pasado la UCOL, para el ciclo 2018-2019, son por demás interesantes. El documento Numeralia 2018, indica que se cuenta con 9 programas de educación media superior; 103 programas de educación superior, distribuidos de la siguiente manera: 66 de licenciatura, 9 de especialidad, 20 de maestría y 8 de doctorado. Para el ciclo de referencia, se reportaron 28 mil 386 estudiantes, de los cuales el 54.8 por ciento eran mujeres y el 45.2% hombres. Para ese ciclo escolar, las y los estudiantes de primer ingreso fueron, en total, 9 mil 846. Cada vez más, se consolida en las personas la necesidad de cursar un programa de nivel superior, completar la formación con una licenciatura, hay quienes también contemplan en sus expectativas de formación el posgrado. Hay otras opciones de formación. Además del Tec de Colima y el ISENCO, ya enunciadas, hay una variedad interesante de instituciones educativas que ofrecen sus servicios desde el ámbito privado; también con una variedad de programas y modalidades de estudio que favorecen el combinar los estudios con otras actividades, como el empleo, por ejemplo. Un tema importante para quienes han sido aceptados en la opción elegida, es la responsabilidad para afrontar la propia formación; el convencimiento de acudir a las aulas y espacios de formación a aprender. Por varias razones, en primer lugar, porque es en su propio beneficio; otra es corresponder al esfuerzo que hacen padres y tutores por facilitarles el estudio; una más, porque ocupan un lugar que es demandado y que podría haber aprovechado otra u otro joven. A quienes concluyeron el nivel licenciatura, el mayor de los éxitos en un mercado laboral con pocas oportunidades, en donde su capacidad, tenacidad, preparación, inventiva y esfuerzo los harán salir adelante. Nunca dejen de prepararse, el ser humano aprende siempre, y esto no debemos perderlo de perspectiva.



Publicidad

Navegación

Redes Sociales