Publicidad
  • ...

Los especiales


Ventana Abierta

Images


22 de Octubre del 2019

Luis Fernando Flores Así como ha sucedido en las últimas comparecencias en donde han acudido representantes del gobierno del Estado a la sede del Congreso del Estado, la del secretario general de Gobierno, Arnoldo Ochoa González, por la glosa del IV Informe de Gobierno de José Ignacio Peralta Sánchez, también fue propositiva y se pudo intercambiar un diálogo entre el funcionario de la administración estatal y los diputados de la Legislatura. Pese a que ha habido intentos de provocación, con los plantones a las afueras del Poder Legislativo y las manifestaciones sobre diversos temas de interés público, se han cuidado las formas y no se ha filtrado nadie que haga un espectáculo que empañe la información que los colimenses desean conocer sobre lo que se está haciendo en el gobierno del Estado para beneficio de todos. Los cuestionamientos, desde luego, en algunos casos fueron fuertes, pero, en todo momento, dirigidas con respeto; eso abonó al debate sano entre dos poderes del Estado que, aunque de conformación política diferente, tienen de común acuerdo el bienestar de todos los que habitan el territorio de Colima. Las inquietudes de los diputados, pues, fueron aclaradas sin problema alguno; el secretario general de Gobierno tuvo un dominio absoluto de los temas que se plantearon en la tribuna legislativa, por lo que los legisladores se fueron con un buen sabor de boca al tener las respuestas que querían. Aunque en algunas ocasiones hubo señalamientos sin sustento, Arnoldo Ochoa González en ningún momento se dejó enganchar ni polemizó innecesariamente; simplemente respondió lo que a él le competía y dejó en claro que se coordina con todos los niveles de gobierno, así como con los Poderes de la entidad, para seguir trabajando por Colima. La crítica, desde luego, es necesaria en todo debate público; sin embargo, a diferencia de los primeros meses de la actual Legislatura, es preferible la actitud asumida por los diputados en este momento de su carrera política. Hay cuestionamientos, sí, pero ya no vienen acompañados de insultos ni de gritos y sombrerazos; también se vislumbra una madurez en los representantes populares del Congreso del Estado, algo que la sociedad colimense agradece. La comparecencia del secretario general de Gobierno, por la glosa del IV Informe de Gobierno de José Ignacio Peralta, fue fructífera: los diputados hicieron los señalamientos que quisieron y el funcionario pudo responderles puntualmente todos y cada uno de sus cuestionamientos. Pero lo más importante es que la sesión se llevó a cabo sin sobresalto alguno, con el respeto que se merecen dos Poderes del Estado que trabajan de manera coordinada para el bien de Colima.



Publicidad

Navegación

Redes Sociales