Publicidad
  • ...
  • ...

Los especiales


Sin reforma…

Images


25 de Mayo del 2020

DESDE LA CURUL 26 Por Juan Ramón Negrete Jiménez Sucedió lo que se veía venir, para el siguiente proceso electoral que arrancará en el estado durante el mes de octubre, los colimenses acudiremos al mismo sin que se haya realizado una reforma, todo ello atribuible a la cerrazón de la mayoría que gobierna en el Poder Legislativo, donde a través de la Comisión de Estudios Legislativos y Puntos Constitucionales montaron toda una faramalla, para que al final no se realizara nada. Como le informé en otra columna, el pasado 5 de mayo anunciaron con fanfarrias que se instalaba la mesa electoral, para discutir y analizar la propuesta que se llevaría al pleno del Congreso, anunciando que sería una reforma de gran calado. Como se anticipé, el pasado viernes se anunció que se presentaría la reforma electoral, para lo cual ya se había filtrado que la misma consistiría básicamente en proponer la reducción de cuatro diputaciones plurinominales, para que la siguiente Legislatura pudiera estar integrada por 21 diputados y también se propondría la reducción de regidores en los cabildos de los diez ayuntamientos. Para las once de la mañana que se había convocado el inicio de la sesión, ya se sabía que los dictámenes no iban a pasar, pues los y las diputadas de todos los grupos parlamentarios, excepto MORENA y PT, no estaban de acuerdo en apoyar algo en donde no fueron tomados en cuenta, ni para bien, ni para mal. Fue hasta las 12:28 cuando por fin se abrió la sesión número 6, con la presencia de 24 de los integrantes de la Quincuagésimo Novena Legislatura, con la inasistencia de Francis Anel Bueno Sánchez, y en donde a pesar de que se trataba de reformas diversos artículos de la Constitución Política del Estado Libre y Soberano de Colima, la comisión de Estudios Legislativos y Puntos Constitucionales, decidió presentar tres dictámenes por separado. Le comento que para no exhibirse, o para tratar de sorprender, el diputado Arturo García Arias, solicité la dispensa de obviar la lectura, para que nadie se diera cuenta que la tan cacareada reforma electoral, nunca existió, pues al no haber invitado a ninguno de los involucrados, solo se tenían las dos iniciativas presentadas por Francis Anel Bueno Sánchez, una donde proponía reducir ocho diputados y la otra para reducir 39 regidores. La mayoría de MORENA y PT, aprobaron la dispensa de la lectura, por lo que solo se leyeron el resolutivo y los transitorios de cada uno de los tres dictámenes. Hasta cierto punto tenía razón el presidente de la Comisión de Gobierno Interno, porque si habían anunciado con fanfarrias y toda la cosa que instalaban la mesa de la reforma electoral, al haberlo hecho sin invitados, incluso dejando de lado las iniciativas de Anel Bueno, y metiendo a la discusión dos iniciativas que nunca ingresaron de manera formal al Congreso, pues nunca se informó a través de la síntesis de comunicaciones de su ingreso, claro que era algo como para no hacerlo público. Ahora hay que decir que el frente de legisladores conformado por PAN, PRI, POVEM, PANAL, MC y la diputada independiente, sorprendió al bloque de MORENA-PT, que se quedaron con la carabina al hombre y no tuvieron la oportunidad de rasgarse las vestiduras y decir que ellos estaban proponiendo reducir cuatro diputaciones plurinominales, pero que los partidos de siempre se oponían porque no estaban de acuerdo en los supuesto ahorros que se tendrían, disminuyendo cuatro diputados para la siguiente Legislatura. Resulta que cuando la presidenta de la mesa directiva pone a la consideración del pleno la autorización para entrar a la discusión y posterior votación del dictamen, solo los 12 diputados de MORENA-PT, levantan la mano a favor, mientras que los otros 12, deciden no entrar a la discusión. Como no se alcanzó la mayoría, no se pudo entrar a la discusión, causando frustración entre los diputados de MORENA y del PT, que no pudieron subir a tribuna a leer los discursos que ya tenían preparados para hacer creer a la gente que los escuchara de que los partidos de veras se oponían una reforma que en los hecho no existía. Cuando la diputada Araceli García Muro, señalaba que no había alcanzado mayoría, el desconcierto reinó en el Congreso, los y las legisladoras que no habían accedido a que se entrara a la discusión querían que el dictamen se regresara a comisiones, y no se presentara ya; mientras que los de MORENA y PT, exigían que sin discutir se pasara a la votación. Como las voces eran encontradas la presidenta de la mesa directiva solicitó un receso para consultar con su asesor jurídico, y al reanudar la sesión señaló que de acuerdo al Reglamento de la Ley Orgánica del Poder Legislativo, el documento se regresaba a la Comisión Dictaminadora para ser presentado nuevamente en posterior sesión para someterlo a discusión y en su defecto a la votación correspondiente. No había materia para la reforma… Analizando el dictamen que se distribuyó a las y los diputados se informaba que la reforma electoral tenía como base la iniciativa presentada por la diputada Francis Anel Bueno Sánchez, presentada el 28 de febrero de 2019, donde proponía reformar los artículos 24, 25 y 37 de la Constitución Política del Estado Libre y Soberano de Colima. En este proyecto la legisladora proponía reducir a 17 diputados a partir de la siguiente Legislatura, para lo cual se reducirían cuatro diputados de mayoría y cuatro de representación proporcional, sin embargo del análisis de la iniciativa, que hay que decirlo se realizó en ausencia de la diputada iniciadora, la Comisión Dictaminadora la desechó. De acuerdo al documento en comento se indica que “…esta Comisión dictaminadora considera acertada la propuesta de la Diputada Francis Anel Bueno Sánchez, toda vez que constituye una modificación integral al H. Congreso del Estado, al proponer la reforma a los párrafos primero y tercero del artículo 24, de la Constitución Local, para lograr la reducción de curules en ambos principios por los que se eligen, como son el de mayoría relativa y el de representación proporcional. Aunado a lo anterior, es una reforma ambiciosa que plantea la reducción de las diputaciones en una tercera parte de la integración actual, lo que además de atender con mayor profundidad el reclamo social que en la materia existe, implica un ahorro mayor al ser 8 curules las que se estarían suprimiendo. Asimismo, la propuesta de la iniciadora en cita, atiende cabalmente los principios constitucionales expuestos en supralíneas, por lo que se soporta constitucional y legalmente por sí sola. No obstante lo anterior, la propuesta de reducción de diputaciones por el principio de mayoría relativa, implicaría como consecuencia, la realización de un proceso de redistritación por parte del Instituto Nacional Electoral acompañado de la participación de los partidos políticos, trabajo técnico que requiere de tiempo y otros aspectos técnicos que son fundamentales para el mismo, los cuales no se encuentran disponibles. En cuanto al tiempo que se requiere para los trabajos de redistritación, consiste en un lapso no menor de 6 meses, que aunado a la contingencia sanitaria por la que actualmente atraviesa el país y de manera delicada la Ciudad de México, así como la proximidad del inicio del proceso electoral, más el periodo de tiempo necesario para socializar entre el electorado la nueva distritación, hacen casi imposible su aplicación. Por otra parte, para el desarrollo de los trabajos a desarrollar por el Instituto Nacional Electoral debe contarse con elementos técnico que son fundamentales, como lo es la información a un censo de población actualizado. En el caso particular, el Estado de Colima fue objeto de una redistritación para el proceso electoral 2017-2018, mismo que se llevó a cabo en el año 2016 con base en la información poblacional arrojada por el conteo rápido de población del 2015, elemento técnico con el cual hasta este momento no se cuenta, pues los resultados del Censo de Población y Vivienda 2020 no se encuentran concluidos y será hasta finales del presente año que se contará con ellos. Lo anterior, dificulta aún más el trabajo técnico de la autoridad electoral administrativa nacional, pues de utilizar la información poblacional del año 2015 conllevaría a la realización de una redistritación errónea por basarse en información que ya no corresponde a la realidad de la entidad. En razón de lo antes expuesto, esta Comisión dictaminadora considera que no es factible en este momento la reforma a los párrafos primero y tercero del artículo 24 de la Constitución Local y al no darse las condiciones técnicas para la reforma del citado dispositivo en los términos planteados por la iniciadora, tampoco resulta factible la propuesta de reforma al artículo 25 párrafo tercero de la misma Constitución Particular del Estado…” Esta determinación la tomaron en la flamante mesa de la reforma electoral cuatro de los cinco diputados que conforman la Comisión de Estudios Legislativos y Puntos Constitucionales, tres de ellos de MORENA, Arturo García Arias, que es el presidente; Guillermo Toscano Reyes, secretario y Vladimir Parra Barragán, Vocal; así como el panista, bueno eso dijeron los de MORENA, Luis Fernando Antero Valle; la quinta integrante de esa Comisión, Rosalva Farías Larios, no votó el dictamen. Se sacan de la manga otra iniciativa… Como se quedaron sin materia para seguir trabajando en la mesa para la reforma electoral, el 11 de mayo de 2020, es decir una semana después de que se había instalado la mesa de la reforma, que ocurrió el 4 de mayo , “…el Diputado Carlos César Farías Ramos del Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo, de la Quincuagésima Novena Legislatura, presentó al H. Congreso del Estado una Iniciativa de Ley con Proyecto de Decreto por la que se propone reformar los artículos 24 y 25 de la Constitución Política del Estado Libre y Soberano de Colima…” Si nos ponemos quisquillosos, esa iniciativa no debió tomarse en consideración por diversas razones, me explico: Cuando dicen que se presentó dicha iniciativa, el Congreso tenía desde el 22 de abril, que no sesionaba por el tema de la desaparición de la diputada Francis Anel Bueno, en consecuencia, a esa iniciativa nunca se le dio entrada de manera formal a través de Síntesis de Comunicaciones, ya que la Quincuagésimo Novena Legislatura sesionó hasta el 15 de mayo, entonces el coordinador del PT, pudo haber entregado esa iniciativa, el día 11, pero el ingreso formal en todo caso debió ser hasta el día 15, cuando se turnó a la Comisión de Estudios Legislativos y Puntos Constitucionales. De acuerdo a la comisión dictaminadora, el legislador del PT, que ante los medios de comunicación había declarado el mismo día 11, que las diputaciones plurinominales no debían desaparecer, en su iniciativa, plasmó lo siguiente: “…la propuesta de reducción en la integración del Congreso del Estado de Colima debe hacerse en los términos que lo demanda la sociedad, de ahí que se proponga la supresión de 04 diputaciones de representación social, para quedar en 05 diputaciones por este principio y 21 en total.” Ahí el petista propuso que incluso se modificara la manera de asignar las plurinominales a los partidos, y que ya no fuera como ocurre actualmente de que tendrán derecho a una diputación de representación proporcional los partidos políticos que alcancen el 3% de la votación válida emitida. Carlos César Farías en su documento, plasmaba que “…la segunda manera es la que propongo en esta iniciativa, que consiste en asignar las diputaciones a las y los mejores 05 segundos lugares de las 16 diputaciones por el principio de mayoría relativa que se disputen, considerando que esas 05 mejores segundas candidaturas se determinarán de conformidad con el porcentaje de votación total obtenida”. El petista proponía suprimir cuatro diputaciones plurinominales “y que la asignación de las 05 diputaciones que quedan se realice en favor de las 05 segundas mejores candidaturas en razón del porcentaje de votación obtenida”. En base a esa propuesta de reducción de diputaciones plurinominales, la integración total del Congreso del Estado quedaría en 21 curules, motivo por el cual, la mayoría calificada se alcanzaría con 14 votos, por lo que se proponía modificar tercer párrafo del artículo 25 de nuestra Constitución Local. Para lo comisión dictaminadora que preside Arturo García, le pareció importante la propuesta de Carlos César Farías, porque “…la misma no planeta la reducción de diputaciones por el principio de mayoría relativa, en consecuencia, no sería necesaria la realización de un proceso de redistritación por parte del Instituto Nacional Electoral, trabajo técnico que como ya se señaló en líneas anteriores requiere de tiempo y otros aspectos técnicos que son fundamentales para el mismo, los cuales no se encuentran disponibles.” Incluso justificaba que la reducción de diputaciones fuera solamente de plurinominales, y desde el punto de vista de Arturo García Arias, “…la reducción de las curules electas por uno sólo de los principios, de representación proporcional, en el caso particular no genera una disparidad en cuanto a los porcentajes de integración de la legislatura estatal respecto de las diputaciones por el principio de mayoría relativa.” Lo anterior, es así debido a que la conformación total del H. Congreso del Estado de Colima sería de 21 diputadas y diputados, de los cuales 16 serían de mayoría relativa y 5 de representación proporcional, lo que significa en razón de porcentajes aproximadamente 76% y 24%, respectivamente por cada principio. Para no hacerle el cuento largo la Comisión de Estudios legislativos y Puntos Constitucionales, agarró lo que le convino de la iniciativa del coordinador del PT, lo batearon en cuanto las cinco diputaciones plurinominales fueran para los mejores 5 segundo lugares de la elección, y solo aceptaban reducir cuatro posiciones de representación proporcional aunque se cayera en una sobrerrepresentación de los diputados de mayoría relativa sobre los plurinominales. Para terminar solo le comento que no hay, ni habrá reforma electoral, porque finalmente es lo que MPRENA y PT perseguían, ellos querían solo un pretexto para decir que los partidos de siempre se habían negado a reducir diputaciones, y que se negaron a buscar ahorros, cuando ellos saben que las cosas no fueron así. El dictamen seguramente se pondrá a discusión el próximo viernes que sea cuando haya sesión, para esa fecha ya estaremos a 29 de mayo, por lo que aún cuando llegaran a aprobar el dictamen, que eso no ocurrirá, ya no habría tiempo para enviar a los ayuntamientos, hacer la declaratoria de validez y que se hiciera la publicación antes del 31 de mayo. Para cerrar… *Y los ayuntamientos, ¿nada propusieron? Por cierto en el dictamen referente a reducir el número de regidores, que ese sí se votó y no fue aprobado, la Comisión de Estudios Legislativos y Puntos Constitucionales, dice que en el mes de noviembre hubo reuniones con alcaldes y algunos integrantes de sus cabildos, para discutir la iniciativa de reducción planteada por la diputada Anel Bueno. Según eso las reuniones fue no solo para que escucharan la iniciativa, sino para que hicieran propuestas, sin embargo en todo el cuerpo del dictamen, no se hace mención a ningún planteamiento hecho por los alcaldes ni sus cuerpos edilicios, ¿de veras no propusieron nada?, ¿estuvieron de mirones de palo?, ¿se le pasó a la Comisión de Estudios Legislativos plasmar el sentir de los ayuntamientos?... *Otro clinch entre Vladimir y Memo… Por hoy hasta aquí dejo “Desde la Curul 26”, le comento que en la sesión hubo mucho material como otra vez el pleito entre Vladimir Parra y Guillermo Toscano, todo porque el coordinador de MORENA, empezó a cabildear en plena sesión para que las bancadas de PT y MORENA, no votaran a favor de un punto de acuerdo que estaba presentando el villalvarense, dirigido a la Comisión Federal de Electricidad, para protestar por el elevado cobro de las tarifas eléctricas. Fue tanta la desesperación e Parra Barragán de que alguien mismo de su bancada estuviera criticando las políticas del gobierno de la república, que lo acusó de estar presentando los números que ha venido manejando el presidente estatal del PRI, es decir, acusó a Toscano Reyes de ser el vocero e Enrique Rojas. Con lo que no contaba es que le iba a salir el chirrión por el palito, prácticamente todos los legisladores de todos los grupos, incluyendo a MORENA, dieron su respaldo a Guillermo Toscano, por lo que al momento de la votación, no le quedó de otra a Vladimir Parra, más que salirse del salón, para no exhibirse aún más. Finalmente le comento que esta semana seguirán los pleitos… están analizando la Ley Estatal de Educación, que debió haberse aprobado antes del 15 de mayo, y ¿saben por qué no la quieren aprobar? Por la tirria que le tienen a la Universidad de Colima, pero de eso y otras cosas le estaré comentando en breve…. Hasta la próxima.



Publicidad

Navegación

Redes Sociales