Publicidad
  • ...
  • ...

Los especiales


Ventana Abierta

Images


28 de Junio del 2020

Luis Fernando Flores A decir de diversas voces de la sociedad colimense, es necesario que se fortalezca la seguridad y se termine la obra del C5i, se salven videas y se adquiera equipo de punta para hacer frente al problema del Covi, además de que se preserve la historia y la identidad de los colimenses a través de la terminación de la obra de Palacio de Gobierno. Y si para ello es necesario recurrir a un financiamiento que, sobre todas las cosas, no pone en riesgo las finanzas estatales y se tienen las condiciones propicias para hacerlo, pues que se pida el crédito. Es importante recalcar el beneficio que traerán esas acciones, como disminuir los índices de inseguridad, tratar de evitar que la gente muera por Covid, además de reintegrar a los colimenses un edificio que enmarca pasado y presente cultural. El Gobernador José Ignacio Peralta Sánchez ha dejado en claro que el financiamiento es necesario, pero sobre todo es fiscalizable, transparente y se haría con bases económicas de seguridad. Lo ha dicho en foros públicos que el secretario de Hacienda le sugirió el crédito a largo plazo para pagar algunos compromisos; bastaría con que el señor Arturo Herrera saliera a desmentirlo para que sus dichos quedaran en chismes. No lo ha hecho. Y la propia Secretaría de Hacienda señaló que los 32 Estados de México tienen margen para solicitar una deuda; aun cuando Colima fuera de las 8 entidades con el margen del 5% de sus ingresos, perfectamente se podría endeudar por los 720 millones que requieren. El detalle en Colima, es que existen versiones que desinforman sobre las condiciones del crédito. Para todos ha quedado claro que algunos actores políticos se han opuesto públicamente al financiamiento de bote pronto, sin sentarse a analizar las condiciones, pues ni siquiera la iniciativa se ha presentado. Pareciera que a ellos no les interesa el Estado ni el bienestar de los colimenses; tampoco les importa que se concluya el C5i ni que, con ello, se tenga una infraestructura de primer nivel para combatir al crimen organizado; menos les interesa que José Ignacio Peralta Sánchez maneje la pandemia de manera correcta porque eso sería restarle crédito al gobierno federal, que ha sido harto cuestionado por las decisiones tan lamentables en torno al Covid-19. ¿Qué les queda, entonces? Rechazar, siquiera, analizar la solicitud que el gobierno del Estado envíe al Poder Legislativo. Sí: leyeron bien. No aceptan ni siquiera analizar la solicitud; esto es, no saben de lo que se trata y ya, de antemano, dicen que votarán en contra. Otros legisladores, por fortuna, son más responsables. No dicen que votarán a favor del crédito, pero tampoco se niegan; sencillamente dicen que esperarán a que el documento les llegue al Congreso del Estado para, de manera reflexiva, analizar letra por letra su contenido. Si, después del análisis, deciden que no es conveniente aprobar el crédito, votarán con conocimiento de causa; ahí no habrá más qué decir. Pero si lo rechazan sin siquiera leer los considerandos, las razones por las que se solicita, para qué rubros es y cómo se piensa pagar, entonces sus razones serán todo menos honestas ni responsables. Diversos sectores sociales han salido a los medios a decir que, luego de escuchar de viva voz del gobernador Ignacio Peralta para lo que se requiere el crédito, es esencial que los diputados aprueben los recursos que se le solicitan, pues de otra forma la situación para el gobierno del Estado será catastrófica. La historia, de cualquier manera, pondrá a cada quien en su lugar.



Publicidad

Navegación

Redes Sociales