Publicidad
  • ...
  • ...

Los especiales


Ventana Abierta

Images


12 de Octubre del 2020

Luis Fernando Flores El Instituto del Medio Ambiente del Estado de Colima (Imades) hizo lo correcto: clausuró el relleno sanitario de Manzanillo porque el lugar estaba generando un derramamiento de lixiviados sobre el arroyo La Sidra, que desemboca en el mar, generando una descomposición del ecosistema y del medio ambiente. En el mismo sentido, el Senado de la República había hecho un exhorto en el cual pedían llevar a cabo las verificaciones en materia de gestión de residuos sólidos urbanos y aplicar las sanciones correspondientes. Por más que el ayuntamiento de Manzanillo ignorara las consecuencias de sus actos, desdeñando las observaciones que se le hacían de parte del gobierno del Estado, las sanciones iban a ser para la administración estatal, pues el exhorto era claro en su objetivo. Con toda la responsabilidad que ello amerita, el Instituto del Medio Ambiente del Estado de Colima procedió a la clausura, no sin antes informar a la sociedad que desde el 2019 el ayuntamiento porteño sabía de las observaciones que se le habían hecho, haciendo caso omiso hasta en dos ocasiones, cuando ya no se pudo contener más tiempo la sanción, que devino en la clausura del relleno sanitario. El Imades a través de su titular Erick Guzmán Álvarez, Insistió en que se han realizado labores de concientización, revisión y verificación desde que esta administración gubernamental entró en funciones, porque recalcó ha sido una prioridad para el gobernador del Estado atender los temas ambientales. Además, recordó que a mediados del 2019 cuando se registró un incendio en el relleno sanitario, desencadenó una inspección rigurosa del lugar, de lo cual estuvo enterado el ayuntamiento, donde se le indicaron las medidas correctivas que tenía que hacer para sanear el sitio, las cuales no cumplió, ya que tiene situaciones de incumplimiento graves en cuestión de lixiviados, de compactaciones y recubrimiento de los mismos residuos sólidos. De esta manera quedó de manifiesto que dentro de los procedimientos, al Ayuntamiento de Manzanillo se le otorgó un tiempo para que corrigieran e hicieran las medidas pertinentes para sanear el sitio, pero no las cumplieron, lo que obligó al Instituto del Medio Ambiente del Estado de Colima a clausurar el lugar para garantizar a la ciudadanía que no se les genere este pasivo ambiental y ver la forma que tenga que adoptar el ayuntamiento para cumplir con las indicaciones de saneamiento.



Publicidad

Navegación

Redes Sociales