Pongamos todo en perspectiva / Carlos Villalobos

Recientemente al estar inmerso en un par de proyectos profesionales y personales, me he dejado llevar  por frases típicas como “El tiempo es oro”, “Cada segundo cuenta”, “estoy joven, un refresco de cola y a seguir dándole”, todo esto como si no hubiera mañana o mi energía llegase a su fin.De pronto, como hace mucho tiempo, sentí mi cuerpo débil, no podía respirar y los ojos me pesaban demasiado, el primer pensamiento fue “después de dos años, por fin me infecté de COVID”. De inmediato, procedí a realizarme una prueba, la cual afortunadamente fue negativa. Pensé entonces que sería “una gripita” y probablemente al siguiente día pasaría. Seguí con mis actividades forzando mi cuerpo aún más. Al otro día me sentí peor.Una sopa, un ibuprofeno y todo estaría arreglado seguramente, pensé. Grave error.

Soy afortunado, la gran mayoría de mis actividades las realizo mediante el trabajo en casa y gracias a las tecnologías de la información, sin embargo estar en ocasiones más de 12 horas detrás de un computador sin descansar no es algo sostenible. El cuerpo tiene vida y la vida, a veces exige parar y tomar un respiro. ¿Cómo tomar un respiro? La economía mundial está tronando, una guerra amenaza los precios de productos de primera necesidad, hay que trabajar, hay que comer. Sí, pero también hay que vivir, pero sobre todo, descansar y cuidar de uno.

En México, de acuerdo a la estadística realizada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), 8 de cada 10 personas sufren de estrés crónico laboral, mejor conocido como Burnout. El burnout es un término no tan nuevo que se acuñó en 1974 y no fue hasta 1990 que se reconoció en la Clasificación Internacional de Enfermedades de la OMS y se refiere al “resultado del estrés crónico en el trabajo que no se ha manejado con éxito”. 

En México el número de personas con “burnout”  es casi el doble de habitantes del valle de México, es decir, 39 millones 750 mil de acuerdo a la proyección más reservada.

">

Pongamos todo en perspectiva / Carlos Villalobos

Recientemente al estar inmerso en un par de proyectos profesionales y personales, me he dejado llevar  por frases típicas como “El tiempo es oro”, “Cada segundo cuenta”, “estoy joven, un refresco de cola y a seguir dándole”, todo esto como si no hubiera mañana o mi energía llegase a su fin.De pronto, como hace mucho tiempo, sentí mi cuerpo débil, no podía respirar y los ojos me pesaban demasiado, el primer pensamiento fue “después de dos años, por fin me infecté de COVID”. De inmediato, procedí a realizarme una prueba, la cual afortunadamente fue negativa. Pensé entonces que sería “una gripita” y probablemente al siguiente día pasaría. Seguí con mis actividades forzando mi cuerpo aún más. Al otro día me sentí peor.Una sopa, un ibuprofeno y todo estaría arreglado seguramente, pensé. Grave error.

Soy afortunado, la gran mayoría de mis actividades las realizo mediante el trabajo en casa y gracias a las tecnologías de la información, sin embargo estar en ocasiones más de 12 horas detrás de un computador sin descansar no es algo sostenible. El cuerpo tiene vida y la vida, a veces exige parar y tomar un respiro. ¿Cómo tomar un respiro? La economía mundial está tronando, una guerra amenaza los precios de productos de primera necesidad, hay que trabajar, hay que comer. Sí, pero también hay que vivir, pero sobre todo, descansar y cuidar de uno.

En México, de acuerdo a la estadística realizada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), 8 de cada 10 personas sufren de estrés crónico laboral, mejor conocido como Burnout. El burnout es un término no tan nuevo que se acuñó en 1974 y no fue hasta 1990 que se reconoció en la Clasificación Internacional de Enfermedades de la OMS y se refiere al “resultado del estrés crónico en el trabajo que no se ha manejado con éxito”. 

En México el número de personas con “burnout”  es casi el doble de habitantes del valle de México, es decir, 39 millones 750 mil de acuerdo a la proyección más reservada.

" />

 





Publicidad

Los especiales


Tomar un respiro está bien

Images


27 de Mayo del 2022


Pongamos todo en perspectiva / Carlos Villalobos

Recientemente al estar inmerso en un par de proyectos profesionales y personales, me he dejado llevar  por frases típicas como “El tiempo es oro”, “Cada segundo cuenta”, “estoy joven, un refresco de cola y a seguir dándole”, todo esto como si no hubiera mañana o mi energía llegase a su fin.De pronto, como hace mucho tiempo, sentí mi cuerpo débil, no podía respirar y los ojos me pesaban demasiado, el primer pensamiento fue “después de dos años, por fin me infecté de COVID”. De inmediato, procedí a realizarme una prueba, la cual afortunadamente fue negativa. Pensé entonces que sería “una gripita” y probablemente al siguiente día pasaría. Seguí con mis actividades forzando mi cuerpo aún más. Al otro día me sentí peor.Una sopa, un ibuprofeno y todo estaría arreglado seguramente, pensé. Grave error.

Soy afortunado, la gran mayoría de mis actividades las realizo mediante el trabajo en casa y gracias a las tecnologías de la información, sin embargo estar en ocasiones más de 12 horas detrás de un computador sin descansar no es algo sostenible. El cuerpo tiene vida y la vida, a veces exige parar y tomar un respiro. ¿Cómo tomar un respiro? La economía mundial está tronando, una guerra amenaza los precios de productos de primera necesidad, hay que trabajar, hay que comer. Sí, pero también hay que vivir, pero sobre todo, descansar y cuidar de uno.

En México, de acuerdo a la estadística realizada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), 8 de cada 10 personas sufren de estrés crónico laboral, mejor conocido como Burnout. El burnout es un término no tan nuevo que se acuñó en 1974 y no fue hasta 1990 que se reconoció en la Clasificación Internacional de Enfermedades de la OMS y se refiere al “resultado del estrés crónico en el trabajo que no se ha manejado con éxito”. 

En México el número de personas con “burnout”  es casi el doble de habitantes del valle de México, es decir, 39 millones 750 mil de acuerdo a la proyección más reservada.

Notas recientes


Privan de la vida a un varón afuera del Oxxo de la colonia El Centenario, en Villa de Álvarez

28 de Junio del 2022

Localizan cuerpos al interior de un Tsuru a un lado del Complejo de Seguridad de VdeA

28 de Junio del 2022

Balean a persona en La Villa, entre avenida Pablo Silva y Trinidad Alamillo

27 de Junio del 2022

Un día como hoy

  • 04 de Noviembre del 2021
    Buenos días a todos nuestros seguidores, en nuestra gustada sección llamada “Jueves de Antojos” te dejamos la foto de estas ricas conchitas recién salidas del horno para que nos comentes con que te gustaría acompañarlas y si te gusta la foto da Like, comparte e infórmate en www.colimaaldia.com


Opinion de hoy





Publicidad

Navegación

Redes Sociales